Facundo Arana: “El público siempre está para atajarte”

Este viernes a las 21, el actor llegará al teatro Coliseo Podestá con Cartas de amor, el éxito teatral que comparte con Soledad Silveyra. En una charla con PILA, el artista además habla de la nueva tira que encarará en la TV.

Dos personajes, Melissa Gardner y Andrew Makepeace Ladd se sientan uno al lado del otro para leer en voz alta la correspondencia, en las que, durante casi cincuenta años, se cuentan las esperanzas, ambiciones, sueños, decepciones, victorias y fracasos que van teniendo a lo largo de su vida. Así comienza Cartas de amor, el clásico teatral escrito por el dramaturgo norteamericano A. R. Gurney que pone en escena a Soledad Silveyra y Facundo Arana.

Este viernes, a las 21,30hs, la dupla actoral piserá el escenario del teatro Coliseo Podestá (10 entre 46 y 47) para poner en escena la mencionada obra, que llevará al espectador por diversos estados de emoción. “Con Solita lo pasamos magníficamente bien y fuimos encontrando cada ribete de cada uno de los personajes y así es que al día de hoy nosotros llegamos al ideal que nosotros como artistas podemos darle a la obra”, aseguró Arana en una charla con PILA.

-Se sumaron a la temporada de verano casi a último momento, ¿cómo te llega la propuesta de Cartas de amor?

-Cartas de amor llega a mis manos a raíz de la baja de cartel de Los puentes de Madison, que estaba programada para ir la temporada teatral de Villa Carlos Paz, con lo cual, estando muy cerca ya del verano, Javier Faroni me llamó y me dijo que tenía una obra que creía que iba a ser una muy buena alternativa. Yo por supuesto que sabía del material, pero no había visto ninguna puesta, así que cuando Javier me dijo que Soledad Silveyra estaba en el proyecto para hacer el personaje porque ella también había terminado con su obra (Cuerpos perfectos) ahí se armó todo y me dio una profunda alegría, porque era la posibilidad de regresar al teatro con nada más y nada menos que con Solita, con quien ya habíamos trabajado en la televisión en 2018 en Vidas robadas.

-¿Cómo fue encarar una obra que es un clásico del teatro?

-Encarar Cartas de amor no fue difícil porque Gurney, el autor, aconseja que sólo haya tres ensayos para ponerse en tema y de hecho, después de eso, pide que la obra sea actuada y leída entera frente al público. Fue un desafío súper loco, a mí nunca me había pasado algo así, pero ya que iba con Soledad y con Selva me dije: ¿por qué no? Sencillamente saltamos al vacío, en donde nunca caés al piso porque siempre está el público para atajarte y eso es absolutamente maravilloso. El día del estreno la gente nos aplaudió de pie y eso se siguió recibiendo en las siguientes funciones hasta hoy.

-¿Qué podés decirnos de tu personaje? ¿Cómo lo encaraste?

-El tema con Cartas de amor es que es parecido a lo que pasaba con Los puentes de Madison, difícilmente el espectador pueda escapar de la historia, porque cuenta toda la vida de dos personas y en algún momento de esto el espectador se identifica.

-¿Cómo sigue el trabajo a la par de la obra? ¿Qué propuestas estarás evaluando?

-A la par de la obra estuve grabando una nueva tira con Telefé y estoy enloquecido, no puedo adelantar demasiado. Los libros con los que me encontré son geniales trabajar con gente que conozco desde el comienzo de mi carrera me da mucha felicidad, son compañeros extraordinarios.