Una obra cúlmine de Soda Stereo

El 7 de agosto se cumplen treinta años del lanzamiento del álbum “Canción animal”, de Soda Stereo.

Es uno de los trabajos más celebrados de la rica y variada discografía del famoso trío formado por Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti.

Muchos críticos y fans consideran que “Canción animal” es la obra maestra de Soda Stereo, por su sucesión de temas extraordinarios, con grandes letras y riffs poderosos que lograron unir con maestría el rock clásico con el espíritu del rock argentino de los años 70 y el novedoso sonido “Madchester” que surgió en Manchester a fines de los años 80.

La lista de composiciones incluye éxitos como “De música ligera”, “Té para 3”, “Hombre al agua”, “Un millón de años luz”, “(En) El séptimo día”y “Canción animal”.

Gran parte de los temas de “Canción animal” nacieron en el departamento de Cerati en avenida Figueroa Alcorta, pero el sonido esencial del álbum tomó forma con la energía y personalidad del trío tocando juntos en la célebre sala de ensayo de Soda en el barrio de Belgrano R, llamada Supersónico.

Los productores fueron Gustavo Cerati y Zeta Bosio. En la creación y preproducción también participaron Daniel Melero, Pedro Aznar, Tweety González y Andrea Alvarez. La grabación se hizo en los históricos Criteria Recording Studios de Miami, donde alguna vez grabaron figuras como Clapton, Marley y AC/DC.

A esta altura de su carrera, Soda Stereo era número uno en Argentina y toda Latinoamérica, donde se había consagrado como pionera del rock en español. La gira posterior incluyó tres meses recorriendo todo el país, un gran concierto en Vélez (fue el primer conjunto de rock argentino en llenar un estadio de fútbol), un tramo internacional por Uruguay, Venezuela, México y Estados Unidos, 14 fechas en el Teatro Gran Rex, viajes a Colombia y España, y un recital gratuito ante 350 mil personas en plena avenida Nueve de Julio. Un hito detrás de otro.

“Veo el disco -dijo Gustavo en esos días- como una evolución hacia la simpleza, como un paso arrogantemente peligroso. Siento algo instintivo, animal y primitivo en estas canciones, pero concienzudamente primitivo”.

Según Zeta, “Hay pantallazos de estructura que podrían ser de Pescado Rabioso, Zeppelin o Beatles, pero no pensamos en ellos al hacerlo”.