“Vivir del arte tiene mucho de deseo pero ‘lograrlo’ es una cuestión de accesos”

PH FLOR MINGUILLON

Nacida en Ranelagh, Sole Jordan, más conocida como Solentina, es una música, artista performática y gestora cultural que estará participando del Festival Reversible el próximo febrero, en Guajira, calle 49 entre y 5.

Durante una entrevista con este medio, la cantante habló del inicio de su carrera, de la militancia de vida y la cultura como modo de vida.

-¿Cómo iniciaste este camino musical?
-El proyecto surge del deseo de encarar mis canciones al frente. Luego de una etapa en bandas con otres, necesitaba que las canciones funcionen con los recursos mínimos: voz y guitarra. 

Ademas soy de la generación que tuvimos que readaptar la manera de ver y hacer recitales, post Cromañón. Consecuencia de ello, se constituyeron espacios mas íntimos y propuestas musicales que retomaron la mística fogonera, analógica y cancionera.

Ya pasados unos años, había un circuito de esa estética , y se sumó a mis necesidades personales. Tuve algunas fortunas, como cruzarme con el productor de mi primer disco, Charly Rosales, que se ofreció a grabarme “un par de temas” un día que compartimos fecha.

No pude aguantar la manija de la propuesta y terminó siendo un EP de 5 canciones, con la participación de 10 musicxs amigxs, con una gráfica hermosa, con conceptos elaborados. Solentina se apoderó de mí, de mi tiempo y mis recursos, de mi forma de nombrarme.

En estos cuatro años formalicé mi vinculo con la música (y el arte en general) bastante rápida e intensamente, estuve en la bienal, saqué otro disco (en la tempestad, 2019), no paré de moverme, etc.

Cuando me obsesiona algo, intento darlo todo, que todo tenga un sentido. Hacer por hacer es algo que no me sale, se me nota que no la paso bien.

-¿A qué luchas y conquistas actuales adhieren desde el arte?
-La militancia política  era algo que venía ejerciendo desde los 16 años, y desde ahí tuve la posibilidad de construir sensibilidad social y formación política pero no tenía del todo claro cómo articularlo desde el arte.

Creo que lo más importante fue verbalizar y entender cual es mi identidad: soy música, conurbana, lesbiana: como música, adhiero a las luchas que se vienen dando (y buenos frutos con la ley de cupo)  por más mujeres y disidencias en los escenarios.

Lo sucedido con la Ley es un alegrón, pero también el desafío de seguir por más: visibilizar la historia de las mujeres en la música, empoderar cada vez más a las pibas a que formen bandas, sean productoras, sonidistas, etc, ocupar los lugares de poder de la escena.

Como conurbana, adhiero a descentralizar el monopolio de la capital federal como polo cultural, y potenciar los públicos y lxs artistas que están latentes en diferentes partes del conurbano. Ya muchxs artistas y productorxs se están dando cuenta de esto, y se generan intercambios super hermosos.  Como mujer y lesbiana, claro que desde 2016 el feminismo impregnó todo.

En ese sentido, adhiero a las luchas por el aborto, (el año pasado toqué en el congreso en medio de la lluvia de la marcha agosto), tengo mi set femininja, participo y agito mucho esa escena. También es importante para mi que se entienda que hablo del amor desde el lesbianismo. Todas estas son decisiones políticas.

Creo que la principal debilidad como artista del conurbano  es tener poca  llegada a propuestas alternativas novedosas. Y también a esa red de conocidos-amigos-cercanos que te facilitan el camino, que hace todo más accesible porque viene con historia-familia-clanes en su disciplina.  Pero la teoría queer nos enseñó a tomar eso que aparece como un insulto, una debilidad, la transformemos en identidad y potencia.

Hoy día hay una red de productorxs, de agitadorxs, que no se quedan en el molde de lo fácil, y un público que no consume solamente música de capital o se queda mirando youtube. Aun así nos faltan propuestas disidentes y espacios seguros, y mas variedad en otras ramas del arte, como el teatro, la danza. Y en ese sentido, es importante que haya políticas públicas con más recursos para el arte, que los municipios se actualicen con la época que estamos viviendo. Suena pretencioso en esta tierra arrasada que dejó el macrismo, pero es necesario . Vivir del arte tiene mucho de deseo pero “lograrlo” es una cuestión de accesos.

-Vas a estar en la grilla del Festival Reversible …

-Estamos  super felices, porque es en La Plata, porque es un festival HERMOSO, que tiene una lógica totalmente diferente a los códigos que se viven como musique. El lineup es demasiado zarpado! Nos preparamos en formato full banda.

Nos acompañamos con Martin Pereryra (guitarra), Vito Morici (bajo), Agos del Greco (batería) y Rosa Nolly (saxo). Va a ser un show con canciones inéditas, participaciones amigas y mucha tempestad rockera-cancionera!.